Publicidad

Mirando de reojo los bonos del Tesoro Público

Si nos acercamos a los que hoy en día suponen los mejores depósitos para 2014, es decir las mejores propuestas de depósitos bancarios contratables hoy por hoy, obviamente lo primero que vamos a tener que reconocer es una bajada de las remuneraciones más que sensible, una bajada que pone la rentabilidad de estos productos a niveles más bajos que el pasado año en estas mismas fechas, lo cual teniendo en cuenta que ya por entonces nos quejábamos de estas rentabilidades es mucho decir.

En esta tesitura el usuario de productos de ahorro con vocación conservadora es normal que vuelva su vista hacia otras opciones de ahorro e inversión, entre las cuales puede contemplar los bonos del Tesoro Público, pero, ¿qué pinta tiene la rentabilidad de los bonos en esta próxima entrada a un nuevo año?

logo tesoro

Para tratar de comprender esta cuestión debemos analizar algunos elementos previos. Uno de ellos lógicamente tiene que ver con el adelanto en el cumplimiento de las necesidades de colocación de deuda con prácticamente cuatro meses antes del cierre del año, esto a su vez tiene que ver con una situación radicalmente diferente a la del pasado año, con una prima de riesgo muy por debajo de diciembre de 2012 y, en conclusión con una sensación de estabilidad mucho mayor que la del cierre del pasado año.

Otra cuestión a tener en cuenta es la lectura de la última colocación de letras a seis y doce meses, que, con una colocación de 4.540 millones proporcionó un interés del 0,6% para las primeras y del 0,8% para las segundas.

Otra lectura interesante es la que a principios de semana podíamos realizar cuando la prima de riesgo lograba su punto más bajo desde 2011, y cuando la rentabilidad del bono español a 10 años prácticamente rozaba el descenso del 4%.

Y a priori en esta mirada sobre la posible evolución de la rentabilidad del bono del Tesoro Público es esta una referencia muy importante, si tomamos en cuenta la posibilidad, muy real, del retroceso por debajo del 4% de la rentabilidad del bono a 10 años, podemos comenzar desde luego a entender que la evolución en plazos menores también, consecuentemente, disminuirá la rentabilidad de las emisiones.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>