Publicidad

Mejores Depósitos a doce meses

Tal vez el plazo que mayores seguidores tienen los depósitos son los que se contratan a doce meses, es puede ser porque es el punto medio entre las ofertas a corto de depósitos a corto plazo y los depósitos a largo plazo.

DEPOSITOS A DOCE MESES

Los mejores depositos a un año sobre el papel son muy atractivos porque durante ese período no debemos estar atentos a las fluctuaciones de los mercados y en el momento de su contratación ya sabemos cuanto rendirán, por lo que a la hora de conseguir dar con una buena oferta solo debemos estar atentos a algunos puntos de gran importancia. Sin embargo, la actualidad de este tipo de productos financieros hace que no pasen por su mejor momento de rentabilidad.

Los depósitos a doce meses en la actualidad

En primer lugar, es recomendable buscar la mejor TAE, pero con la menor vinculación de productos posible, lo cual se traduce directamente en menores cargos mensuales, y conseguir un tipo de interés limpio.

Además, es necesario prestar atención a la condición de la cancelación anticipada. Es decir, si penaliza o no el rescate del dinero antes de vencimiento, ya que un año con los fondos inmovilizados, puede ser un plazo prolongado para alguien que puede sufrir algún imprevisto y necesite de liquidez.

Un dato para nada menor es que en los últimos meses las remuneraciones de los depositos bancarios han seguido descendiendo,  alcanzando tanto a los depósitos a largo plazo como a los depósitos a corto plazo  por lo tanto, es interesante tratar de negociar con el banco mejores condiciones, y en cierto punto, “amenazar” con irnos de la entidad comentando que la competencia nos ha ofrecido una tentadora oferta más jugosa.

Estamos ante un modelo de imposición a plazo que ha retrocedido mucho dentro de las preferencias de los ahorradores. Este tipo de depósitos, que generalmente se toman como referencia media para la valoración de las remuneraciones, son sin duda la cara visible del retroceso de los depósitos a plazo en nuestro país.

Si a todo lo anterior sumamos el hecho de un temor cada vez más presente entre los ahorradores relativo para no apostar por plazos largos, en atención a los reiterados avisos sobre una evolución de los tipos de interés, nos encontramos efectivamente con un panorama, como poco, árido para estos depósitos, que, otrora, fueron los auténticos reyes del mercado de productos de ahorro.

En este post te mostramos algunas claves sobre cómo elegir un buen depósito bancarioDEPOSITOS A DOCE MESES ONLINE

Cuál  es el perfil de ahorrador en depósitos a doce meses

Resulta un poco complicado en la actualidad tratar de definir un perfil concreto de ahorrador en depósitos a un año. Hay que tener en cuenta que la rentabilidad actual de este tipo de productos de ahorro ha alejado a antiguos ahorradores que buscar otro tipo de opciones en las que, aun asumiendo algo más de riesgo, la perspectiva de rentabilidad sea mayor.

Aun así no va a existir un único perfil de ahorrador que se adapte en la actualidad a los depósitos en este plazo de doce meses. Debemos tener en cuenta tanto a aquellos ahorradores tradicionales en depósitos, para los que este tipo de ahorro garantizado independientemente de su rentabilidad sigue siendo válido por las garantías y seguridad del dinero, hasta aquellos que buscan la protección de su dinero durante un período de tiempo determinado, por ejemplo entre inversiones, o simplemente anticipándose a una adquisición, o a la propia evolución de los mercados.

El plazo de 12 meses en un depósito ha sido  y sigue siendo la vara de medir a la hora de calcular la rentabilidad  en estos productos. Esto es así porque se trata de un plazo que aun no siendo excesivamente elevado para la ausencia de liquidez del depósito, permitía antaño obtener rentabilidades que superaban de largo la inflación. Hoy en día desde luego esto no ocurre y las principales virtudes de este depósito en ahorrador las debe encontrar precisamente en la garantía de la seguridad de su dinero, y, por otro lado, en la no inmovilización del capital propio, algo que desde luego proporciona  menos beneficio que la escasa rentabilidad del depósito.

Facto Banca Farmafactoring
  • 1.15%
Depósito 1 año Expobank
  • 1,15%
Deposito 12 meses Crédit Agricole
  • 1%
Deposito 12 meses BSF
  • 0,90%
Depósito 1 año Euram Bank
  • 0,75%
Deposito 12 meses Banco Pichincha
  • 0,70%
Deposito 12 meses EasySave
  • 0,70%
Depósito 12 meses Novo Banco
  • 0,60%
Depósito Enovanca
  • 0,60%
Depósito Plus Banco Caminos
  • 0,20% + 0,20% no garantizado
Depósito Online Bankinter
  • 0,15%
Depósito 12 meses Selfbank
  • 0,10%
Depósito Creciente Unicaja
  • 0,10%
Depósito La Caixa
  • 0,10%
Depósito Plazo Fijo Targo Bank
  • 0,10%
Depósito Activo Anual ActivoBank
  • 0,05%
Depósito Platino Banco Caixa Geral
  • 0,05%
Depósito 12 meses Triodos Bank
  • 0,05%
Depósito Fácil Bankia           
  • 0,04%
Depósito Sabadell Online
  • 0,03%

 

 ¿Merece la pena invertir en depósitos a un año?

Si repasamos las estadísticas de la evolución de los depósitos a doce meses en los últimos cinco o seis años vamos a descubrir que el retroceso de la rentabilidad de este producto ha sido, simplemente, brutal. Los mejores depósitos hace cinco años, en la época de la liberalización de la rentabilidad de los plazos fijos, podían fácilmente superar el 5% mientras que en la actualidad salvo ofertas muy concretas generalmente relacionadas con captación de dinero nuevo, o vinculación, vamos a encontrar muy pocos depósitos a un año por encima del 0,30%.

Estamos hablando de una caída en algunos casos supera. El 500%. Es cierto es que los tipos de interés hoy en día se encuentran en mínimos históricos, pero, no es menos cierto, que el ratio de diferencia entre la inflación de los años buenos de los depósitos y la actual desmonta la teoría de la evolución lógica del depósito, es decir, se mire como se mire y desde un punto de vista tanto cuantitativo como cualitativo el depósito bancario hoy en día rinde menos, y, rara vez cumple con su objetivo mínimo que es el de batir a la inflación.

Sin embargo, son multitud los ahorradores que siguen eligiendo depósitos a un año en nuestro país. Existen muchas explicaciones para este hecho, probablemente la más importante es la aversión al riesgo del ahorrador español, devenida en una cultura financiera que apostó por el ladrillo y que tras el hundimiento de este concepto de ahorro tradicional, sigue creyendo en la necesidad de la garantía absoluta sobre el dinero aportado a un producto financiero.

Esto nos convierte en un usuario de productos financieros en general asustado y con mucha aversión al riesgo. Desde luego la mala praxis bancaria productos como las preferentes, las hipotecas multidivisa o las cláusulas suelo, no lo ha hecho que el usuario de a pie mejore su confianza en la banca.

En esta tesitura para un usuario medio tener un ahorro garantizado por el fondo de garantía de depósitos al menos hasta 100.000 € es un atractivo por encima incluso de la rentabilidad baja. Es decir, se refiere obtener una rentabilidad baja con una garantía de devolución del capital aportado, que mantener el capital aportado inmovilizado y no ganar nada, o asumir riesgos en otros modelos de inversión.

Aunque existen como hemos visto otros perfiles de ahorradores, realmente es en este ahorrador, con miedo al riesgo y sin necesidad de liquidez, el que más proclive puede ser a contratar un depósito bancario en un plazo de doce meses, y probablemente para el que más interés tenga este tipo de productos.

Descubre en este artículo todo lo que debes saber sobre depósitos en divisas

CONTRATAR DEPOSITOS A DOCE MESES

Contratar depósitos a un año

Los depósitos a un año han sido desde luego uno de los plazos fijos más contratados dentro de la gama de productos de ahorro de la banca. Note el lector que cuando se analiza la rentabilidad actual de los depósitos siempre se hace tomando como referencia los plazos fijos a un año. Esto no es casualidad ya que antaño fueron el plazo fijo más contratado junto a los depósitos a muy corto plazo.

En la actualidad y como ya hemos comprobado la oferta de depósitos es mucho más escasa en general, y en particular muy corta en lo que a depósitos a un año se refiere. Esto tiene que ver con el reajuste de las entidades financieras que han eliminado una gran cantidad de depósitos de su comercialización, al menos de manera explícita. Es evidente que la posibilidad de negociar plazos fijos con una entidad sigue abierta en general en muchos casos incluso aunque no exista dentro del catálogo explicitado por la entidad dicho plazo como tal.

A la hora de contratar depósitos a un año vamos a encontrar dos grandes, aquellos que podemos contratar en las propias sucursales de los bancos, y los depósitos online a un año.

Depósitos a doce meses en las sucursales de los bancos

En las sucursales bancarias vamos a encontrar tanto la oferta de catálogo de la entidad, como aquellos depósitos no explicitados pero que pueden negociarse. Como la ventaja cuando se contrata depósitos en las propias sucursales accedemos a un asesoramiento más directo. Por otro lado también se supone un mejor margen de negociación.

Depósitos a doce meses online

Del mismo modo que ha crecido la contratación de cualquier tipo de servicios financieros a través de Internet, los depósitos son hoy en día perfectamente con tratables en la red.

Debemos distinguir dos tipos de contratación, por un lado aquella que nos permite realizar los primeros pasos y la solicitud del producto a través de Internet pero, posteriormente, debemos acudir a la entidad financiera para la formalización del producto, por otro lado, existen depósitos completamente online en los que todo el proceso se puede llevar a cabo desde Internet. En cualquier caso la diferencia de rentabilidades entre esta opción y la opción de contratar de manera presencial hoy por hoy no es elevada, y por tanto, tienen más que ver decantarse por una u otra opción con los usos y hábitos financieros de quien desea contratar el depósito.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>