Publicidad

Mejores depósitos a 6 meses

Dentro de la oferta de depósitos a plazo fijo los depósitos a seis meses son una opción intermedia a caballo entre los depósitos de larga duración, los depósitos bienvenida y los plazos fijos cortos.

DEPOSITOS A 6 MESES

Aunque la medida del estado de salud de los Depositos en general suele tomarse a partir de la media de rentabilidad de los depósitos a un año, lo cierto es que en los últimos años y debido a la caída de oferta de plazos fijos de larga duración, los depósitos a seis meses han tomado en cierto modo el papel de depósitos a medio plazo junto a los citados depósitos a 12 meses.

El depósito a 6 meses

Como veremos más adelante en depósito a seis meses es un producto de ahorro ya orientado de manera clara a quienes no necesitan liquidez inmediata.

Hoy en día, dentro de la oferta de depósitos de las entidades financieras, encontramos mucha menos cantidad de productos que hace tan sólo cinco años, y desde luego una oferta mucho menor que la de hace una década. Esto se traduce a todos los plazos fijos incluso los depositos online, con lo cual, cuando repasamos los catálogos de los bancos encontramos un escenario en el que los depósitos ha perdido protagonismo en cuanto a producto antaño estrella.

Dentro de esta realidad los depósitos a seis meses siguen teniendo una razonable presencia dentro de los catálogos bancarios. Esto tiene que ver desde luego con el hecho de tratarse de un depósito más demandado por el ahorrador que otros plazos, lo que se traduce en el mantenimiento de las ofertas bancarias en este sentido.

Podemos también comprobar cómo estos plazos fijos a seis meses se encuentran entre aquellos depósitos que mejor han soportado la eliminación de productos en catálogo, con una presencia más abundante que, por ejemplo, plazos por encima de los 24 meses.

Obviamente no vamos a encontrar el mismo nivel de oferta en los depósitos a corto plazo o incluso que los depósitos a un año, ya que ambas opciones son las más demandadas por el ahorrador tradicional en depósitos, pero, a diferencia de si buscamos otras opciones a más largo plazo, cuando queremos contratar un depósito a seis meses vamos a encontrar una oferta relativamente interesante tal y como está el mercado.

En este post te mostramos cómo son y dónde encontrar los mejores depósitos a 3 meses

Cómo son los depósitos a 6 meses

Da igual el plazo fijo que analicemos, el punto de partida en cualquier análisis de un depósito es el tremendo retroceso de la rentabilidad de estos productos de ahorro en los últimos 10 años.

Podemos comprobar sin mucho esfuerzo como en tan sólo cinco años se presenta en el panorama de los depósitos retrocesos, en algunos casos, superiores a 400%, sin duda caídas voluntades de la rentabilidad de este producto garantizado en un plazo de tiempo muy corto.

Partiendo de este hecho por supuesto vamos a encontrar que los depósitos a seis meses hoy en día son mucho menos rentables que hace tan sólo cinco años. No sólo son menos rentables desde el punto de vista cuantitativo, algo muy reconocible simplemente realizando el porcentaje de rentabilidad, sino que también lo son desde el punto de vista cualitativo ya que la rentabilidad actual se encuentra muy lejos de vencer a la inflación, objetivo mínimo a solicitar a un producto de ahorro garantizado teóricamente.

Desde el punto de vista estrictamente de análisis de producto financiero los depósitos a seis meses se presenta como plazos fijos sin liquidez durante la vida activa del producto, y se consideran depósitos a corto/medio plazo con lo que tradicionalmente se destinarán a un perfil amplio de usuarios.

Hay que puntualizar que en todo caso siempre hablamos de la oferta de depósitos que figuran los catálogos de las entidades financieras. Es importante señalar esto ya que la posibilidad de negociar plazos fijos a diferentes periodos de tiempo está abierta en muchos bancos sin que figure de manera expresa como producto en el catálogo de dicha entidad.

Es decir, nos centramos en aquellos depósitos que se crean de manera concreta y se publicitan dentro de los citados catálogos. Son productos con condiciones cerradas, poco flexibles en cuanto a las posibilidades de negociación y por tanto, en este sentido, productos concretos sobre ofertas concretas de rentabilidad y plazo.

CONTRATAR DEPOSITOS A 6 MESES

Por qué elegir depósitos a seis meses

Un depósito a seis meses no es una buena elección, por ejemplo, si vamos a tener necesidad de liquidez relativamente rápida, tampoco lo será si tenemos aversión a la inmovilización del dinero ni mucho menos es un buen producto, por rentabilidad, que podamos entender como producto a largo plazo orientado al ahorro para la jubilación.

Con lo anterior ya podemos entender que se trata de un tipo muy concreto de ahorro aunque, efectivamente, pueda responder a diferentes motivos o intereses.

A la hora de elegir un depósito en la actualidad estamos eligiendo un producto garantizado, con comisiones bajas, pero con una rentabilidad también muy baja. En este contexto los perfiles de ahorradores más habituales en la contratación de depósitos a seis meses serían los siguientes grupos:

  • Un ahorrador tradicional en productos garantizados que no se atreve a buscar otro tipo de opciones para su dinero y no desea asumir ningún riesgo.
  • Un ahorrador o inversor que buscan el depósito un refugio momentáneo de transición entre otras operaciones de ahorro o inversión.
  • Un ahorrador casual que utiliza el depósito como instrumento de ahorro antes de tomar decisiones sobre el destino de dicho ahorro.

Por supuesto pueden existir otros intereses de otros modelos tras la contratación de un depósito a seis meses, pero, en general, en todos ellos vamos a encontrar algún tipo de conexión con estos tres perfiles.

Realmente, con las modificaciones ya citadas, estamos ante un tipo de ahorrador que no quiere someter su capital a riesgo, que prefiere conocer la rentabilidad que obtener con el producto y que puede permitir la inmovilización del mismo durante un plazo de tiempo.

Descubre en este artículo todo lo que tienes que saber sobre una inversión a plazo fijo

DEPOSITOS A 6 MESES ONLINE

Contratar depósitos a 6 meses

Contratar depósitos a seis meses no va a requerir ningún tipo de proceso radicalmente distinto al que llevamos a cabo cuando contratamos cualquier otro tipo de depósito, y, generalmente cualquier tipo de ahorro garantizado.

Obviamente, para contratar depósito deberemos disponer un capital a destinar como ahorro y aportación. Aquí, como siempre sucede con los depósitos, es importante tener en cuenta que no todos los plazos fijos exigen los mismos niveles de aportación inicial o de capital máximo. Esto generalmente vamos a encontrarlo con mayor presencia en ofertas temporales o bonificaciones añadidas. En cualquier caso es relativamente frecuente una aportación mínima inicial, y de una aportación máxima regulada.

Por supuesto deberemos también cumplir condiciones básicas relativas a cualquier operación financiera, por ejemplo, datos significativos, cuentas bancarias asociadas, etcétera. En el caso de las cuentas bancarias asociadas también es importante recordar, sobre todo si no vamos a continuar operando con la entidad depositaria tras el vencimiento del producto, que una cuenta corriente abierta no utilizada puede acabar siendo un importante problema, y por tanto, siempre es interesante cerrar las puertas tras las operaciones, en este caso tras el vencimiento del depósito en su retirada.

Dentro de la contratación de depósitos a seis meses vamos a distinguir dos modelos muy concretos, por un lado la contratación presencial en las sucursales, y por otro lado la contratación de depósitos online.

Contratación de depósitos presenciales en las entidades financieras

La contratación de un depósito en una entidad financiera es realmente sencilla. Cuando estos productos responden unas características concretas se encuentran publicitados de manera expresa son realmente de acceso sencillo. Simplemente comunicado al resto de la sucursal nuestra intención y aportando las documentaciones exigidas podemos comenzar la operativa de contratación del depósito, que se complementará con el traspaso de capital, etcétera. Esta operación es realmente rápida sobre todo si tenemos en capital en la misma entidad, de hecho es inmediata, pero también es rápida en caso de las transferencias entre entidades.

Por otro lado también podemos encontrar en las entidades financieras propuestas de depósito no explicitados en los catálogos. Estos depósitos suelen ser ofertas concretas puntuales o bien orientadas a determinados perfiles de clientes o que buscan potenciar negociaciones más amplias que incluyen las opciones o productos. Sea como sea el plazo fijos responde a los mismos tipos de funcionamiento el comportamiento que los anteriores, simplemente al no encontrarse publicitado como herramienta concreta debe ser negociados con una entidad en parámetros como la rentabilidad, las comisiones etcétera.

Contratar depósitos online

Hoy en día contratar cualquier tipo de producto financiero a través de Internet se ha convertido en algo habitual y muy sencillo.

Realmente es en la sencillez y rapidez de contratación donde encontramos la principal ventaja a la hora de contratar un depósito seis meses por Internet. Hoy por hoy la diferencia de rentabilidad entre un depósito presencial y el depósito online no es mucha o directamente no existe.

Si vamos a contratar depósito por Internet en nuestra entidad habitual la operativa es casi inmediata, simplemente contratación del producto y transmisión de capital, algo que se puede realizar en minutos.

Cuando contratamos un depósito online en una entidad en la que no trabajamos habitualmente deberemos iniciar un proceso, rápido, que pasan por rellenar una serie de formularios de solicitud, la apertura de la cuenta asociada y posteriormente el depósito de dinero a través de transferencia. Se trata de operativas rápidas y seguras que pueden realizarse desde nuestro domicilio.

Aquí es importante hacer un pequeño inciso ya que hay que diferenciar entre las contrataciones totalmente online, es decir las que podemos hacer de manera completa desde nuestro domicilio, y aquellas que van a requerir al final que acudamos a una sucursal a realizar la firma de la contratación del producto. Esto último, aunque poco a poco va disminuyendo con la presencia en el mercado, sigue existiendo y por tanto, hay que tenerlo en cuenta.

Depósito Rentabilidad
Depósito Ahora Unicaja
  • 0.08%
Enovanca
  • 0.50%
BMN
  • 0.08%
ICBC
  • 0.05%
ING Direct
  •  0.20%
Univía Unicaja
  • 0.08%
Caja España-Duero
  • 0.08%
Ibercaja
  • 0.05%
Depósito Fácil Bankia
  • 0.04%
Caixa Guissona
  • 0.05%
Activo Bank
  • 0.05%

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>