Mejores depósitos a 18 meses

| marzo 10, 2017 | 1 Comentario

Hace no tantos años los depósitos a 18 meses eran una propuesta de ahorro muy apreciada por el usuario que confía en los depósitos como instrumento para rentabilizar su dinero. La oferta era abundante, y proliferaban los depósitos a 18 meses en diferentes modalidades de propuesta, tanto a plazo fijo tradicional como estructurados. Hoy en día este panorama ha cambiado de manera radical.

DEPOSITOS A 18 MESES

Es cierto que en general los depositos bancarios han sufrido un recorte enorme en cuanto a volumen de productos. Basta echar un vistazo al catálogo de mejores depósitos vigentes para darnos cuenta que hay una diferencia enorme entre el volumen de oferta actual y el que hace tan sólo cuatro o cinco años presentaba el mercado.

Algunos plazos, como los depósitos a un mes, o en general los depósitos a corto plazo, han mantenido más o menos el tipo y siguen presentando un volumen interesante de oferta. Sin embargo, otros platos como los depósitos a 18 meses han visto recortada la oferta de manera radical hasta quedarse en unos pocos.

Te mostramos Cuatro reglas básicas para que no te sientas engañado tras contratar un depósito

Cómo son los depósitos a 18 meses

Vaya por delante que no nos referimos al modelo de depósito negociado que, más o menos se puede llegar a pactar con cualquier entidad financiera (aunque este plazo no es de los favoritos por las entidades) si no, a productos con entidad propia, ya creados a tal efecto y que presentan unas características particulares.

Un depósito a 18 meses se considera a todos los efectos un depósito a plazo medio, pero vendría a ser probablemente la frontera entre el medio plazo y el plazo largo, ya que la siguiente oferta más habitual alcanzaría los depósitos a 24 meses, a todos los efectos ya un depósito a largo plazo.

Se trata pues de un producto destinado a quien tiene claro la no necesidad de liquidez durante ese período de tiempo completo, habida cuenta de la penalización en forma de retirada de una buena parte de los intereses generados, penalización que aunque no afecte a la aportación inicial del ahorrador, lógicamente modifica el resultado del producto de manera radical.

Antaño se consideraba este plazo uno de los favoritos por encima incluso de los 12 meses ya que venía a proponer una rentabilidad muy importante comparativamente y una diferencia con respecto a los depósitos a un año sensible. Hoy en día, desafortunadamente, con unos tipos de interés por los suelos y una rentabilidad de los depósitos bajísima, esta diferencia ya no es tan apreciable (aunque existe) y la elección de este tipo de productos tiene más que ver con un modelo de ahorro que con otras consideraciones.

COMO SON LOS DEPOSITOS A 18 MESES

Elegir depósitos a 18 meses

Realmente la pregunta tendría que hacer referencia a todo tipo de depósitos y no de manera exclusiva a los depósitos a 18 meses. La rentabilidad hoy por hoy es tan baja en los depósitos que hace que muchos ahorradores que, tradicionalmente, se inclinaba hacia este tipo de productos, hayan decidido buscar otras opciones más acordes con una realidad compleja en la que se puede hablar de un retroceso en algunos casos por encima del 400% en menos de tres o cuatro años.

Como indicábamos anteriormente hoy en día elegir un depósito a 18 meses (realmente elegir cualquier tipo de depósito) es más una cuestión modelo de ahorro del usuario que de búsqueda de producto rentable, que por otra parte es difícil encontrar dentro de los productos garantizados.

Podríamos definir aquí algunos perfiles que siguen siendo fieles a los depósitos:

  • El ahorrador tradicional en depósito que no se decide apostar por otras opciones
  • El ahorrador o inversor que eligen los depósitos como elemento de transición y descanso garantizado para su dinero entre otras operaciones.
  • El ahorrador casual que elige en primera instancia el depósito como herramienta para guardar su dinero antes de tomar otro tipo de decisiones.

Efectivamente existirán otros modelos, pero de un modo u otro todos tendrán que ver con alguno de estos tres. En definitiva, un perfil que desea no someter su capital a riesgo, conocer de antemano la rentabilidad que va a obtener, y que puede durante un periodo de tiempo determinado prescindir de la liquidez de ese dinero.

Contratar depósitos a 18 meses

A la hora de contratar depósitos a 18 meses realmente procederemos del mismo modo que cuando realizamos cualquier contratación de depósito.

Obviamente, además de poseer el dinero necesario para realizar la aportación (en muchos productos vamos a encontrar una limitación de entrada y puede que un máximo de aportación) hay algunas cuestiones que debemos cumplir, no son difíciles y desde luego responder al sentido común: mantener nuestra identificación en vigor, poseer una cuenta asociada en la entidad en la que vamos a realizar el depósito, esto último se facilita de manera rápida por parte de las propias entidades cuando accedemos a contratar un depósito en un banco que no es en el que operamos habitualmente.

Estas cuentas, posteriormente, si no van a utilizarse pueden ser cerradas perfectamente. Distinguiremos dos modelos de contratación muy definidos, por un lado la contratación de depósitos en las propias sucursales de las entidades financieras, y por otro lado la contratación de depósitos online.

CONTRATAR DEPOSITOS A 18 MESES

Contratación de depósitos en las sucursales de las entidades financieras

El mecanismo de contratación de depósitos en una sucursal financiera es realmente sencillo, simplemente indicando el tipo de producto que deseamos, aportando la documentación exigida y autorizando la operación, podemos resolver de manera muy rápida nuestro depósito.

Es interesante tener en cuenta que muchas entidades financieras (realmente todas) se guardan la posibilidad de negociar depósitos no explícitamente presentados en su catálogo de productos. Esto no es una mala praxis, simplemente se trata o bien de ofrecer clientes determinados propuestas concretas y personalizadas, o, de responder a un perfil de usuario que propone una negociación determinada. Ojo, en este tipo de negociaciones pueden entrar en juego otros elementos como productos financieros a contratar de manera añadida, la vinculación del usuario con entidad y similares.

Realmente la contratación de depósitos en las sucursales es una buena opción cuando tenemos la costumbre de realizar nuestras operaciones financieras de esta manera.

Contratar depósitos online

Sin duda contratar depósitos a través de Internet, depósitos online, es una opción muy atractiva, rápida y eficaz.

Hoy en día la operativa a través de Internet para casi cualquier tipo de operación financiera es totalmente funcional, y tremendamente eficaz. Cualquier usuario provisto de conexión a Internet puede realizar este tipo de operaciones, además, cada vez desde mayor número de dispositivos diferenciados, no sólo desde el ordenador.

La contratación de depósitos no iba a ser menos. Sin embargo, hay algunas cuestiones que matizar.

DEPOSITOS A 18 MESES

En primer lugar debemos saber que no todos los depósitos están disponibles a través de la contratación por Internet. Esto significa que aunque en algunos casos se nos permita contactar con la entidad a través de las redes para solicitar información, o concertar una cita, la operación final se realizará de manera presencial en una sucursal. Esto, es muy diferente a la posibilidad de contratar de manera directa a través de Internet.

En este último caso el usuario funcionará a través de formularios (a no ser que sea cliente previamente de la entidad en cuyo caso se reducen aún más los trámites). Para un usuario que no sea cliente, el proceso habitual comienza por rellenar una solicitud con la apertura de una cuenta asociada, realizar el depósito (a través de la transferencia correspondiente) y solicitar el alta del producto. Los pasos pueden tener más o menos profundidad, o denominarse de una u otra manera pero básicamente son los mismos.

Desafortunadamente hoy en día no podemos afirmar que los depósitos a través de Internet ofrezcan mucho más que la facilidad de su contratación. No encontramos grandes diferencias en la rentabilidad entre unos y otros (Internet y presenciales) que realmente justificaran una opción u otra, eso sí, contratar a través de Internet nos ofrece la facilidad de hacerlo desde nuestra propia casa sin tener que realizar ningún tipo de desplazamiento en ninguno de los casos.

Depósitos a 18 meses

Vamos a repasar la escasa oferta de depósitos a 18 meses que, como podemos comprobar es realmente escasa en cuanto a depósitos en catálogo de entidades financieras. Es cierto que, dentro de las negociaciones con las entidades, podemos llegar a encontrar más propuestas, pero a fecha de hoy estas son sin duda las más destacables.

Depósito BFS 18 meses
  • 1%
  • Dinero nuevo
Banco Pichincha 18 meses
  • 0.80%
  • Dinero nuevo

 

 

Tags: ,

Categoría: Depositos

Deja un comentario


Logo FinancialRed