Publicidad

La cobertura del Fondo de Garantía de Depósitos

¿Recuerda usted el punto álgido de la crisis del rescate bancario a Chipre? Aquel momento realmente tenso para los pequeños ahorradores en el que se planteaba la aplicación de quitas a los depósitos de menos de 100.000 €, límite que como ya sabemos queda enmarcado dentro de la protección del fondo de garantía de depósitos.

En este post repasamos las reglas básicas a tener en cuenta al contratar un depósito

En aquel momento, realmente después cuando ya se eliminó la amenaza sobre estos depósitos, aunque la quita sobre depósitos superiores fue aplicada, surgía con frecuencia el fondo de garantía de depósitos en las conversaciones al pie de calle cuando se hacía referencia precisamente a la inestabilidad supuesta de lo que, gracias a estas garantías, en teoría era tremendamente estable.
Lo que no protege el Fondo de Garantía de Depósitos

¿Pero sabemos exactamente qué protegen estos fondo de garantía de depósitos?

No estamos ante un instrumento consolidado hace mucho tiempo, realmente este colchón de protección teórico lleva relativamente poco tiempo ejerciendo como tal, sin embargo, y a pesar de que alguna de sus funciones resulta obvia, como la protección de los depósitos, hay algunas otras cuestiones que no quedan tan claras o al menos no se conocen tan explícitamente.

En este otro artículo te ofrecemos una comparativa entre depósitos y cuentas remuneradas

El fondo de garantía viene a prestar protección al usuario ante cuestiones como una falta de liquidez o una quiebra de una entidad financiera, una protección que se extiende obviamente a los depósitos hasta un importe máximo de 100.000 €.

Dentro de los productos no cubiertos por este fondo de garantía vamos a encontrar desde luego productos de inversión como los fondos, productos de ahorro como los planes de pensiones, o productos más complejos como las tan traídas y llevadas preferentes.

En definitiva nos encontramos ante un instrumento de protección que más allá de los depósitos podrá en teoría cubrir por usuario y entidad financiera hasta un máximo de 100.000 € incluyendo las propias cuentas bancarias, las imposiciones a plazo o las cuentas de ahorro, para todo lo demás este fondo no proveerá de garantía alguna.

Antes de contratar un depósito e independientemente de tener en cuenta al fondo de garantía de depósitos

  1. Que la rentabilidad ofertada se mantenga durante todo el plazo de imposición del depósito.
  2. Tipo de rentabilidad. Es necesario saber si la rentabilidad es TAE o TIN. TAE y TIN coinciden cuando el depósito es a un año y el pago de intereses a su vencimiento. Si el depósito paga intereses a un plazo menor, la rentabilidad TIN suele ser también menor. ¿Cómo conocer la rentabilidad de un depósito?
  3. Posible vinculación del depósito a la suscripción de seguros de vida, hogar o fondos de pensiones.
  4. Conocer las pérdidas máximas que el depósito puede suponer. Estas pérdidas no se explican de manera explicita. De ahí que el ahorrador deberá calcular la rentabilidad del depósito antes de firmar el contrato.
  5. Comisiones vinculadas al depósito tales como de apertura, mantenimiento, cancelación o cuenta de ahorro asociada al depósito.
  6. Tipo de depósito que estamos contratando. En la entidad financiera podemos encontrar productos de características similares a los depósitos sin serlo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>