Publicidad

La opción de los Depósitos Referenciados

Cuando se planea poner en práctica una imposición a plazo, lógicamente, la rentabilidad y la garantía sobre el capital aportado resultan elementos imprescindibles a la hora de la toma de decisiones.

En un contexto en el que la rentabilidad en los depósitos no brilla precisamente por su excelencia, y donde realmente los movimientos de bajada de las rentabilidades son mucho más evidentes que los de subidas los depósitos referenciados pueden convertirse en una alternativa interesante para determinados usuarios que buscan un plus de rentabilidad a su ahorro sin exponer el capital.

Deposito Creciente 36 meses Bankialink

 

 

En esencia un depósito referenciado es aquel que, respetando la seguridad de la aportación, apuesta por la rentabilidad basada en la evolución de un índice o referencia.

De esta manera el usuario apostará por, por ejemplo, un índice de referencia como el Euribor o por la evolución del Ibex 35 entre otras opciones condicionando la rentabilidad final del producto a los movimientos que las citadas referencias presenten.

A la hora de la remuneración vamos a encontrarnos, entre otros, con dos modelos bastante habituales; por un lado aquellos que nos proponen un rentabilidad basada en la evolución de la referencia menos un diferencial a restar prefijado de antemano (que puede evolucionar o no dependiendo de la oferta)  mientras que, por otro lado, podemos encontrar propuestas que nos ofrecen bonos de rendimiento determinados en función de los movimientos del índice referencia, estos bonos, en los mejores casos pueden batir ampliamente a la rentabilidad media actual de los depósitos aunque, en caso de una evolución no acorde con la exigencia, pueden resultar de rentabilidad incluso menor.

En definitiva una opción que puede resultar de interés para aquellos usuarios que, cansados de límites bajos de rentabilidad, desean explorar otras opciones en busca de mayor rendimiento sin dar el salto a productos como los Fondos de Inversión, aunque, eso sí, tampoco esperemos bicocas, algo que escasea (por no decir que no existe) dentro de la media de productos financieros de capital garantizado.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>