Publicidad

La letra pequeña en los contratos de préstamos hipotecarios

Hay que tener cuidado con lo que se firma, por eso insistimos en que hay que leer detenidamente los contratos.

Es normal ver situaciones en las que el vendedor incluye una cláusula en la que incluye que todos los gastos correrán a cuenta del comprador, intentado que este pague el Impuesto sobre el incremento del Valor de los terrenos de naturaleza urbana, comúnmente conocido como plusvalía. Este impuesto debe ser pagado por el vendedor.

También hay que tener en cuenta el importe de las comisiones, tanto de apertura como de estudio, y, sobre todo, fijarse en las comisiones de cancelación anticipada o amortización parcial.

A veces es mejor poder tomar un préstamo con una TAE mayor si las comisiones por amortización total o parcial son menores. (en el calculo del TAE, no se toman en cuenta estas comisiones). De hecho, hay bancos que ofrecen sus productos con comisiones de cancelación 0%. Esto es muy interesante pues nos da la posibilidad de ir amortizando sin coste el préstamo jugando con el límite máximo que tenemos como base de deducción.

Si hacemos bien los cálculos podemos conseguir que Hacienda nos pague gran parte del coste financiero de nuestro préstamo.

Recomendamos: AnalisisFundamental.es, Finanzzas.com y DeFinanzas.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>