Publicidad

Todo lo que debes saber sobre Depositos Bancarios en divisas

La rentabilidad actual de los depósitos bancarios no permite desde luego apostar por estos productos en búsqueda de una rentabilidad elevada ya que ésta no existe. Muchos ahorradores aun así, buscar dentro de estos productos un modelo de ahorro seguro, y que les ofrezca cierta tranquilidad con respecto a la comparativa de otras opciones de inversión o ahorro. También, dentro de este grupo de ahorradores, se buscan diferentes modelos de depósito como alternativa al plazo fijo estándar, por ejemplo opciones como los depósitos en divisas.

CONTRATAR DEPOSITOS EN DIVISAS

En cualquier caso, como veremos a continuación, los depósitos en divisas por el día no son ninguna especie de piedra filosofal de la rentabilidad garantizada ni mucho menos, aun así, hay ahorradores que buscan algo más de rentabilidad que la que nuestro mercado ofrece en los plazos fijos tradicionales a partir de estos productos.

Mejores depósitos a un mes para el mes de Marzo

Qué es un depósito en divisas

Un depósito de divisas realmente es un producto muy similar a un depósito a plazo fijo en la moneda de curso del país que corresponda, en nuestro caso en euros.

Se trata del depósito en el que invertimos una cantidad de dinero determinada durante un periodo de tiempo también determinado, vencido el cual, recibiremos la devolución íntegra de nuestro dinero así como una rentabilidad pactada de antemano, la gran diferencia es que esta operación no se realiza en euros y si se realizan otras monedas, habitualmente libra esterlina o dólar americano, aunque en momentos álgidos de oferta de sus productos podemos encontrar también otras monedas como el yen japonés, el franco suizo, el dólar canadiense o el dólar australiano, y más recientemente el yuan chino.

Lo primero que debemos tener claro es que no se trata de un producto muy extendido, como veremos posteriormente en el mercado de productos financieros de nuestro país, ofrecidos como tal, no hay muchos depósitos en divisas, aunque existe por supuesto la posibilidad de negociarlos de las entidades financieras de manera particular (no en todas).

DEPOSITO EN DIVISAS

Al tratarse de un producto que tiene que ver con los movimientos y las fluctuaciones de las monedas en el cambio de divisas, no es un modelo de depósito que realmente se encuentre al alcance de todos los usuarios (desde el punto de vista de lo que significa, ya que contratable es perfectamente) podríamos decir que, se trata de un producto adecuado para aquellos que perciben ingresos en moneda extranjera por ejemplo, aquellos que se desplazan o que mantienen relaciones y vínculos con otros países, o, para aquellas personas con un cierto nivel de cultura financiera que son capaces de detectar y aprovechar de manera relativamente rápida los movimientos y fluctuaciones del mercado de divisas y apostar, estos importante, por un producto que durante un periodo de tiempo determinado a estar inmovilizado a expensas de la evolución de esas divisas.

Los mejores depósitos a largo plazo

Dónde contratar depósitos en divisas

Hace tan sólo unos pocos años era sencillo encontrar una oferta relativamente amplia en catálogo de depósitos en divisas. Esto se ha modificado sustancialmente, que realmente lo ha hecho el conjunto de la oferta de depósitos, es decir, si comparamos el volumen de oferta actual con el de hace tan sólo cinco o seis años veremos como hoy en día la oferta es mucho menor en cuanto a cantidad.

Otra cuestión será, en algunas entidades, la posibilidad de no acudir a productos en catálogo pero si de negociar determinados depósitos entre ellos los que se realizan en divisas.

En general, las entidades extranjeras que operan en nuestro país y que manejan monedas diferentes en sus países de origen, van a poder ofrecer los depósitos en divisas, pero también las entidades en nuestro país son capaces de realizar una oferta de estos productos.

A la hora de acercarse a estos depósitos debemos buscar la información más detallada posible sobre las cantidades mínimas y máximas para la inversión, por supuesto el tipo de divisa por el que se va a apostar, comisiones, tipo de interés y por supuesto plazo de la inversión.

DEPOSITOS EN LIBRAS

Para tratar de garantizar la rentabilidad, buscando evitar pérdidas basadas en los movimientos de los tipos de interés en las divisas, puedes llegar a encontrar en el mercado productos complementarios como los denominados seguros de cambio que vienen a garantizar un precio fijo de compra. Obviamente estos productos ofrecen una menor rentabilidad a cambio de apostar por la seguridad, algo común en los diferentes tipos de inversión.

Por otro lado, y como corresponde a un depósito, los fondos de garantía se encargan de preservar y garantizar una parte de la inversión (en nuestro caso hasta 100.000 €) el depósitos, aunque, hay que prestar mucha atención a si la contratación se realiza una entidad nacional o extranjera y que fondo de garantía nos suscribimos realmente cuando firmamos un depósito.

Cosas a tener en cuenta al contratar depósitos en divisas

De la misma manera que debemos prestar atención como hemos visto anteriormente una serie de requisitos básicos previos antes de contratar un depósito en divisas, debemos también, a la hora de la firma, haber tenido en cuenta los siguientes elementos:

El tipo de interés

Cuando hablamos de operaciones en divisa nacional, en este caso en euros, tomaremos como referencia índices como el Euríbor o el Mibor, sin embargo, puedo hablamos de depósitos de divisas extranjeras, este índice varía, siendo el más utilizado en Libor, que publica el Banco de Inglaterra.

El plazo del depósito

Realmente aquí no vamos a tener una gran diferencia respecto a la contratación como cualquier otro depósito, podemos contratar prácticamente cualquier plazo que se nos ocurre antes de un mes hasta cinco años, aunque no suele ser un producto en el que el usuario de a pie apuesta a muy largo plazo.

La rentabilidad del depósito

Obviamente este es un elemento clave. La rentabilidad puede aparecer de manera más elevada que los depósitos estándar, dependiendo de la evolución de la divisa elegir a los mercados internacionales, sin embargo, nunca se nos debe olvidar que viene determinada por la fluctuación al alza en los tipos de cambio y el propio interés ajustable del depósito. Es cierto que también podemos encontrar algunas modificaciones sobre la propuesta base, pero en todos los casos siempre debemos tener en cuenta la diferencia y la fluctuación entre monedas.

Coste del depósito

Aparte de las penalizaciones tradicionales por cancelación anticipada, que también se encuentran presentes por supuesto en estos productos, podemos encontrarnos perfectamente endosan a una comisión por cambio de divisa. Esto en cualquier caso suele ser un aspecto relativamente negociable con la entidad sobre todo cuando es la propia entidad quien nos propone por nuestra situación con características acceder a depósitos en divisas.

DEPOSITOS EN DIVISAS

Por qué elegir depósitos en divisas o por qué no elegir depósitos en divisas

Lo que realmente los motivos por los que podemos elegir un depósito en divisas y por los que podemos no elegirlo son los mismos aunque desde vértices opuestos.

Beneficiarse de la evolución positiva de la divisa, y obtener mayor rentabilidad, es una realidad, pero también la evolución negativa de dicha divisa puede perjudicar nuestros intereses y, como poco, obligarnos a un saldo no tan rentable como pareciera el principio.

Por otro lado, aunque la oferta es amplia como hemos visto, realmente el acceso a estos productos nuestras sencillo, y va a requerir siempre de asesoramiento experto para cualquier usuario medio.

Por otro lado también es un producto versátil en cuanto a plazo y con una fiscalidad igual a la de un depósito estándar, pero, se trata de un producto generalmente más caro y con posibilidad de encontrar comisiones que no encontramos en un depósito tradicional. Las variaciones en los tipos de cambio así como las fluctuaciones de la divisa, son sin duda elementos que pueden hallarse positivos pero también negativos ya que si bien es cierto que podemos acogernos a una especie de doble rentabilidad por producto se encuentra bien elegido y nos ofrece una rentabilidad del propio depósito más la del cambio de moneda, no es menos cierto que esta situación puede invertirse y convertir un producto en apariencia interesante en algo mediocre.

Si a esto le sumamos el hecho de no encontrarse representado en la oferta del catálogo de la mayoría de entidades financieras, vemos claro que se trata de un producto que si carecen de interés, resulta muy específico y probablemente para algunos perfiles concretos como hemos visto anteriormente.

Merecen la pena los depósitos en divisas

Estamos ante una variante dentro del segmento de los depósitos que no está presente en todas las entidades financieras del mercado. Variante en el sentido de que los Depósitos en divisas siguen siendo unas imposiciones de dinero que realiza un cliente durante un plazo de tiempo determinado a cambio de recibir periódicamente o al vencimiento una rentabilidad en concepto de intereses.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>