Publicidad

Depósitos e inflación ¿quién gana la carrera?

Una de las carreras que los españoles corren es la de los precios y los ahorros. Ayer, hoy y mañana la inflación es una de las preocupaciones porque afecta diariamente nuestra economía. Pero también es cierto, que podemos blindarnos de la evolución del IPC en 2012 contratando productos financieros que superen el coste de vida.

Veamos el IPC 2011 nos viene golpeando con subidas que preocupan, sobre todo porque la tasa de paro no baja y porque las perspectivas a futuro son negras. Para pelear contra la crecida de los precios y no perder capacidad de ahorro, podemos contratar depósitos que baten a la inflación, aunque debemos tener ciertos cuidados con los requisitos con nos exige la banca.

En primer lugar, un buen ejercicio es buscar un depósito a 12 meses, y así olvidarnos de estar cambiando constantemente de nuevas alternativas, o si prefieren no aportar todo al mismo número, es una opción, diversificar la inversión, es decir, no poner todos los huevos en la misma canasta.

Pero debemos estar atentos a las exigencias de las entidades financieras. Si vamos a contratar un depósito, es importante leer el contrato y antes de aceptar la oferta que nos hacen analizar si la TAE final que recibiremos está vinculada a la adquisición de otros productos. De nada sirve un depósito al 4% si debemos fidelizarnos con servicios que no nos interesan, porque estaremos costeando ese mantenimiento con los intereses que recibiremos por la imposición.

Por lo tanto, a pesar que la remuneración que ofrece el depósito supera la inflación, los costes irremediablemente terminarán achicando la brecha de rentabilidad, por lo que no es una buena alternativa, mejor aún es una IPF con menor tipo de interés, pero sin fidelización, aunque esté levemente sobre el porcentual del IPC.

Otro de los aspectos que atenta contra el ahorrador medio es la regulación que ha implementado el Gobierno sobre los depósitos de alta rentabilidad, lo que ha llevado a que las ofertas más jugosas desaparezcan, lo cual ha llevado a que los tipos de interés se acerquen cada vez más a la inflación.

Por último, una de las alternativas que ha ganado terreno han sido los depósitos estructurados, ya que las posibles rentabilidades duplican y hasta triplican la inflación actual, pero cuidado que el riesgo es muy alto, porque en caso de que no se cumplan las condiciones en la evolución de las acciones referenciadas al depósito, solo recuperaremos el capital invertido.

En fin, no se deje engañar con campañas publicitarias que le mostrarán como puede ser usted, el único que sobreviva a la crisis. Escoja depósitos que le inspiren seguridad, y por sobre todas las cosas que no le generen gastos, sino ganancias.

En materia de fiscalidad, el depósito tendrá una retención del 19% sobre los intereses a cuenta del IRPF para residentes.

Si desea conocer más sobre depósitos, consultar a los especialistas y realizar cálculos de cuanto cobrará por este tipo de productos, puede conocer cuanto recibirá de intereses en depositos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>