Publicidad

Depósitos de alta remuneración, pero con riesgo

ahorro1

Es cierto que la nueva fiscalidad de los depósitos a partir de 2010 ha sido un golpe fuerte para este tipo de productos. Sin embargo, las imposiciones a plazo fijo siguen siendo los preferidos por los españoles, a pesar de que las remuneraciones han bajado considerablemente.

Ante este panorama, las entidades financieras han optado por seducir a sus actuales clientes, y a los nuevos, a la contratación de productos a largo plazo con remuneraciones más altas, pero que conllevan un riesgo mayor. Este es el caso de los depósitos referenciados a los mercados bursátiles.

¿Dónde radica el riesgo?

Este tipo de depósitos tiene un gancho fundamental que es la “posible” alta rentabilidad que dependerá del comportamiento de los valores bursátiles incluidos en el depósito. Las entidades suelen ofrecerlos con acciones de las empresas líderes, para transmitir seguridad al cliente e interés de parte de él.

Pero lo que debemos saber es que este tipo de depósitos no nos asegura al final de la vida del producto una rentabilidad fija, y en muchos casos, sólo podremos recuperar el capital invertido, ya que la rentabilidad se adaptará a las condiciones del mercado, por lo cual el pago de los intereses dependerá del comportamiento de la bolsa.

¿Cuál es la estrategia para seducir al cliente?

La mayoría de estos depósitos suelen ser mixtos. Es decir que combinan una parte fija y otra variable. La primera suele ser a un plazo menor y con un tipo de interés alto, para que el cliente “caiga en la red”. Sin embargo, la porción más larga en el tiempo ofrece una rentabilidad variable.

Pero aquí encontramos otro inconveniente, generalmente el depósito vinculado a los mercados bursátiles no se puede cancelar anticipadamente, por lo que estaremos condenados a esperar su vencimiento.

¿Cuál es el perfil de cliente?

Esencialmente es un producto recomendado para aquellos inversores que gustan del riesgo y conocen sobre los mercados. Es difícil que un cliente medio, que desconoce el tema de la bolsa se anime a tomar un producto de estos porque poco entiende del tema (a menos que sólo se guíe por la publicidad).

Aquellos que se encuentran dentro del prototipo de cliente conservador, no escogen estos depósitos. En primer lugar porque no invertirán su dinero en un producto que desconocen, y por sobre todas las cuestiones, el miedo de la rentabilidad variable los llevará a elegir un depósito que a la hora de su contratación les asegure cuanto recibirán a vencimiento.

Algunos consejos:

  • Busque productos a corto plazo que le garanticen disponer de su dinero en caso de que lo requiera antes de su vencimiento.
  • Opte por depósitos que no requieren de la contratación de otros productos (los gastos de mantenimiento de estos pueden ser más altos que la remuneración).
  • No se guíe solamente por el tipo de interés. analice otros factores propios del producto y de su situación económica.
  • Si opta por productos referenciados a las bolsas, asesórese antes de contratarlo.

Recuerde, no todo lo que brilla es oro…

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>