Publicidad

Depósitos a plazos fijos ¿Cuándo son rentables?

contratar¿En qué consiste un depósito a plazo fijo? Se trata de una alternativa a la inversión que consiste en ingresar una cierta cantidad de dinero (monto) en una entidad bancaria durante un tiempo fijado y, pasado el plazo (fecha de vencimiento), retirar la cifra depositada más un porcentaje previamente acordado con dicha entidad (tasa de interés).

Una vez determinado esto, podemos deducir que los depósitos a plazo fijo siempre tienen rentabilidad, al menos nominal. Ahora bien, ¿Cuándo le conviene al ahorrador ingresar su dinero en un depósito de estas características? Este tipo de inversión de poco riesgo tienes ciertas ventajas y desventajas que el ahorrador ha de considerar a la hora de decidirse. Es importante leer la letra pequeña , por lo que  vamos a estudiar a continuación las dos condiciones que afectan principalmente en la toma de decisión de la contratación de un depósito:

1.La principal desventaja que suponen estos depósitos es la falta de liquidez: una vez se deposita el monto, solo podrá retirarse pagando, en la mayoría de los casos, ciertos gastos de cancelación. El dinero se puede retirar de forma parcial o total, y los bancos suelen aplicar 3 principales políticas respecto a este tema:

  • Aplicar una comisión de cancelación sobre los intereses pendientes, en el que se tendrá en cuenta el plazo que restaba hasta el vencimiento. Es decir que consiste en restar a los intereses pactados la comisión que establece el banco.
  • La rebaja de intereses, independientemente del tiempo que se haya mantenido la imposición. Por ejemplo, si usted tenía un deposito contratado con un rendimiento del 3% TAE a 12 meses, en caso de cancelación anticipada la entidad puede aplicar un interés de solo el 0,50%.
  • No aplicar penalizaciones por cancelación anticipada. Son más difíciles de encontrar. Permiten retiradas de los ahorros, sin penalización, aunque sus intereses son solo por el periodo de permanencia, no por el plazo contratado en principio.

Por tanto deducimos que los depósitos a plazo fijo son rentables siempre y cuando se esté seguro de que no se va a necesitar la cifra depositada hasta la fecha de vencimiento o se esté dispuesto a asumir la comisión de cancelación.

2.La carrera entre depósitos e inflación. Cuando se contrata un depósito, no hay que mirar solo la rentabilidad nominal sino también la real. En el caso de que se tenga un depósito de 1.000€ a 12 meses al 2%, la ganancia real no será de de 200€. Ha de aplicarse la inflación, que si fuera del 3%, no solo supondría una pérdida del 3% sobre esos 200€, si no también sobre los 1.000€ iniciales, por tanto, la cifra total real del ahorro sería de 1164€ . Por tanto el inversor debe considerar las predicciones sobre inflación a la hora de tomar su decisión, teniendo siempre en cuenta que si el dinero estuviera retenido sin generar ninguna ganancia, la pérdida sería mucho mayor, en este caso de 30 euros, quedando la cifra total de los ahorros en 970€. Por tanto, siempre que la ganancia real de un depósito supere al monto inicial, es rentable.

Una vez establecido esto, el inversor deberá decidir que alternativa le conviene más, si invertir o no en un depósito a plazo fijo. Para ayudar, puede consultar las condiciones que ofrecen todos los depósitos y nuestra guía de depósitos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>