Publicidad

Cuando la desinformación puede hipotecar nuestro futuro

hipo-2010

A la hora de endeudarnos si es que hemos decidido comprar una vivienda, debemos contar con una serie de informaciones vitales para no cometer un error que puede costarnos muy caro. Y si parece más que evidente esta situación, una porción importante de la población que ingresa al mercado de las hipotecas, no tiene en claro algunos puntos claves de este sector.

Por ejemplo, el tema que más incertidumbre produce y menos conocimiento se tiene es la “diferencia” que existe entre el Euribor y el diferencial. Aquellos despistados que no tienen en claro este tema, debemos decirles que los tipos de interés variables que aplican las entidades financieras están referenciados principalmente al Euribor, al cual se le suma un porcentaje adicional (diferencial). Suelen bajar o subir en función de la economía.

Pero a la hora de decidir entrar en este segmento del mercado, antes, debemos estar seguros de la operación que vamos a realizar, y es fundamental analizar los puntos a favor y en contra de embarcarnos en semejante aventura.

Las familias, en su afán de progreso, no miden las consecuencias de endeudarse por unas cuantas décadas y de esta manera renunciar a ciertos aspectos “vip” de la vida cotidiana. La economía nos regala a diario vaivenes, los cuales debemos estudiar a conciencia y prever una serie de aspectos que pueden perjudicarnos en el futuro, no solo a nosotros, sino a las generaciones que nos seguirán.

Por eso, es fundamental hacer cálculos y ser previsores de gastos para entender si estamos en condiciones de “hipotecar nuestro futuro”.

Ante este panorama, es fundamental tener presente estos puntos:

  • Saber si estamos en condiciones de asumir los gastos mensuales.
  • Dinero disponible a mediano y largo plazo.
  • Posibilidades concretas de pago.
  • Situación económica de la familia.
  • Deberes y obligaciones a la hora de asumir este compromiso.
  • Condiciones financieras (índices, intereses, plazos, comisiones, productos vinculados).

Estos requisitos que parecen obvios para muchos, no parecen serlo para una porción importante de las personas que acceden a las hipotecas.

Es fundamental conocer nuestra situación financiera actual, que refleje la realidad y no basarnos en suposiciones, porque el futuro de nuestros seres queridos, también esta en juego.

Los proyectos deben tener un sustento concreto que avale nuestras decisiones, porque sino, el desconocimiento y la ignorancia en ciertos temas, nos puede jugar la peor de las pasadas.

A continuación podrá consultar las mejores ofertas en materia hipotecaria, e ingresar al mayor comparador de prestamos hipotecarios del mercado, Hipolisto.

Además, si necesita hacer cáculos de cuanto pagará por su hipoteca, puede acceder a calcular su hipoteca.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>