Publicidad

BBVA, Santander y Popular se suman al mercado de los PIAS en 2008

Ante tantos inconvenientes en el sistema financiero, donde los bancos han optado por cerrar filas y reducir el margen de error, el 2008 tendrá algunas apuestas interesantes.

Es el caso de BBVA, Santander y Popular, que a partir del próximo año incursionarán en el negocio de los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS), creados con la nueva Ley del IRPF que entró en vigor en enero pasado.

Las tres entidades, a través de sus aseguradoras, terminarán este año con los retoques finales en el desarrollo informático de sus nuevos PIAS y se unirán al mercado que desde hace algunas semanas recibió a Deutsche Bank y Bankinter.

Estos productos han registrado buenos números en medio de la turbulencia financiera, según datos de finales de septiembre de Unespa, los planes de ahorro sistemático acumulaban un ahorro de 347 millones de euros, repartidos entre 106.927 asegurados.

¿Que son los PIAS?

Los PIAS son seguros de vida destinados a los particulares que pueden invertir un máximo anual de 8.000 euros en ellos. El ahorro tope que se puede acumular es de 240.000 euros.

Beneficios

El principal atractivo consiste en la posibilidad de cobrar la inversión con significativos beneficios fiscales si se cumplen una serie de condiciones.

Una antigüedad mínima de diez años desde el pago de la primera prima, hasta el momento de la recuperación del ahorro, es tal vez una de las principales características que debe consignar.

Si este cobro se realiza en forma de renta vitalicia, el asegurado tributará sólo por una parte de lo recibido que es menor cuanto mayor es el titular de la póliza.

Los beneficiados

Quienes gozan del mayor beneficio son los mayores de setenta años. Estos asegurados sólo tributan por el 8% de la renta recibida (el 92% está libre de impuestos), que supone una fiscalidad final del 1,44%.

Quienes menos se benefician

Las exenciones más pequeñas son las fijadas para los menores de cuarenta años y llegan al 60%, con lo que tributa sólo el 40%, que se queda en un 7,2% de tributación final, al aplicarle el 18%, gravamen general del ahorro.

Algunas consideraciones:

Los PIAS son un producto muy adecuado para colocar el ahorro sin ir hacia una cuenta corriente o un depósito. A través de este sistema se puede disponer del dinero si es necesario. De ser así, lo recibido tributa al 18% como el resto del ahorro, aunque hay que tener en cuenta que en el primer año, algunas entidades penalizan esos rescates.

Un producto más en el mercado financiero español, que tiene de todo y para todos los gustos e intereses personales.

Via: expansion.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>