Publicidad

¿Me van a conceder el préstamo?

A la hora de solicitar el préstamo, una de las primeras preguntas que deben hacerse es la capacidad de pago mensual, lo que permitirá conocer el endeudamiento en que se puede incurrir. La idea central es que usted adquiera una deuda que no perjudique en el futuro su economía. Para realizar el cálculo de su capacidad de endeudamiento, es necesario que tenga en cuenta sus ingresos y gastos fijos a soportar cada mes; de esta forma, estimará sus ingresos netos mensuales, siendo recomendable no endeudarse con una cuota mensual superior al 30- 40% de los mismos.

La condición básica para que una entidad conceda un préstamo es que tenga la convicción de que, en condiciones normales, la operación será reembolsada sin incidencias de acuerdo con las condiciones pactadas.

Para llegar al convencimiento de recobro, la entidad analiza los siguientes aspectos:

  • Ingresos periódicos del cliente
  • Su situación financiera y patrimonial actual
  • Previsible estabilidad en la percepción de las rentas
  • Historial del solicitante en su relación con la Entidad y en otras operaciones anteriores de crédito

Además, la entidad debe cubrir las posibles contingencias que puedan surgir durante la vigencia de la operación, para lo que puede proponer varias opciones:

  • Avales personales que respondan con carácter complementario al titular del préstamo. Son los llamados fiadores o avalistas.
  • Cobertura de un seguro de amortización del préstamo, ya sea por fallecimiento, invalidez, enfermedad, desempleo o cualquier otra causa que implique dificultades en el pago del préstamo.
  • Domiciliación de la nómina, que aumenta la confianza en la estabilidad de los ingresos.

Respecto a sus derechos y obligaciones, como solicitante o titular de un préstamo, debe conocer los siguientes aspectos:

  • Antes de que se celebre el contrato, la entidad financiera debe entregarle una oferta vinculante con las condiciones del préstamo y que se deben respetar durante un período mínimo de 10 días hábiles.
  • Tiene derecho a la retractación, de modo que el contrato se puede anular sin ningún tipo de coste dentro de los 7 días siguientes a su concertación.
  • Tiene además derecho a ser informado del importe de las cuotas periódicas en una tabla de amortización.
  • En préstamos vinculados a compras realizadas en un comercio, puede realizar la operación con la entidad que desee, sin necesidad de contratar la que le sugiera el establecimiento.
  • Debe saber que las operaciones de préstamo incurren en una serie de gastos que son a su cargo (estudio de la operación, fedatario público, avisos de impago, seguros vinculados, etc.) y que deben constar explícitamente en la póliza o contrato.
  • En caso de aceptar la oferta de la entidad, tiene derecho a examinar la póliza antes de su firma, en especial, las condiciones de tipo de interés, gastos y comisiones, garantías y plazo.

Para realizar los trámites las entidades necesitan la información pertinente para la justificación de ingresos y determinación de la solvencia.

La documentación que se requiere habitualmente es la siguiente:

  • D.N.I-N.I.F. o tarjeta de residencia.
  • Última declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.
  • Su nómina o justificante de ingresos.
  • Contrato proforma del bien o servicio que desea adquirir (coche, reforma, electrodoméstico…).
  • Puede ser necesaria la declaración de bienes.
  • Información sobre otros créditos, en caso de tenerlos (p.ej. últimos recibos)

En los casos en los que aparezca la figura del avalista, éste también tendrá que presentar la información necesaria para justificar sus ingresos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>