Publicidad

¿Conviene cambiar de hipoteca o constituir una nueva?

Desde hipotecas y depósitos estamos intentando ayudar a nuestros lectores con consejos prácticos. Ahora nos avocaremos a responder dos preguntas que servirán como guía a la hora de elegir una nueva hipoteca. 

¿Qué hay que hacer para cambiar de hipoteca?

El cliente debe acudir a la entidad a la que desea trasladar su hipoteca y solicitar que le preparen una oferta vinculante, que el banco deberá preparar con el visto bueno de un notario.

De esta manera, la entidad que aspira a captar a este nuevo cliente tendrá que solicitar al banco con la hipoteca en origen un certificado de la deuda que soporta el cliente dentro del plazo máximo de siete días.

Si la entidad de origen certifica la deuda, puede manifestar su decisión ante notario de igualar las condiciones de la hipoteca presentada, reteniendo al cliente, o renunciar a ello, por lo cual, su cliente podrá emigrar a otra entidad.

¿Cuánto cuesta cambiar de hipoteca?

El cliente que desee subrogar su hipoteca,  trasladándola a otra entidad sin constituir una nueva, debe tener en cuenta que ha de asumir los gastos de notaría, de registro y gestoría, más una comisión de subrogación por un máximo del 1%, o del 0,5% para las hipotecas formalizadas tras la entrada en vigor de la última reforma de la ley hipotecaria.

Los resultados sostienen que es más barata una subrogación de la hipoteca que la constitución de una nueva, que requiere el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados, por el 1%.

Recurriendo a la subrogación, el cliente puede lograr  que su banco de origen le mejore las condiciones con tal de retenerle, ahorrándose así los gastos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>